Menstruación Digna en la Agenda Pública

Esta experiencia va dirigida a la temática:
Salud Sexual y Reproductiva, Aborto

La colectiva #MenstruaciónDignaMéxico se formó a partir del interés de impulsar políticas públicas para que todas las niñas, adolescentes, mujeres y otras personas en México tengamos condiciones dignas para gestionar nuestra menstruación, haciendo de ello un proceso que ayude a la igualdad de género, al contrario de la actualidad que representa un elemento que ensancha las brechas de género.

Si bien es cierto no es la primera vez que en México se trataba de poner el tema en la agenda pública, sí es la primera vez que se logra alcanzar importantes espacios de decisión como lo fue la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión en 2020 dónde se discutió, por primera vez, la posibilidad tasar con 0% de IVA a los diferentes productos de gestión menstrual, reconociendo su necesidad y no su situación de lujo, para el ejercicio pleno de los derechos de las personas que menstruamos.

En ese año no se aprobó la modificación de la Ley de IVA, pero sí se puso el tema en la agenda pública que permitió que un año más tarde se volviera a proponer la tasa 0% de IVA, logrando su aprobación. Se destaca que para colocar el tema en la agenda ello fue posible gracias a diferentes políticas (entonces diputadas y senadoras de las distintas facciones del Congreso de la Unión) que se unieron a la voz levantada por las entonces integrantes de #MenstruaciónDignaMéxico. Sin duda, que un número importante de mujeres llegaran a tales cargos de decisión, así como su conciencia de género, permitió poner sobre la mesa un tema tan evidente pero invisibilizado en la política pública del país.

Uno de los puntos claves fue tener una visión amplia e integral de los derechos humanos y no sólo dar una visión de salud al tema que suele considerarse absolutamente biológico, y argumentar, con los datos y documentación disponible, las afectaciones reales al acceso y ejercicio efectivo de los derechos de las niñas, adolescentes, mujeres y otras personas menstruantes en México.

De las principales problemáticas para ello, además de las resistencias de hacer publico un tema que suele ser tabú y considerarse personal para su invisibilización y desvalorización, fue la falta de datos. Si bien es cierto en general en el mundo no es un tema del cual se cuenten con muchos datos replicables, un importante argumento por parte de quienes estaban en contra de la eliminación del IVA, por ejemplo, fue no contar con un dato claro de cuánto sería lo que la Hacienda dejaría de percibir por la tasa 0% en dichos productos.

En ese sentido, uno de los retos ha sido no sólo unirse para poder obtener cálculos que hubieran sido razonables, además de hacer una argumentación mucho más fortalecida y amplia en el sentido de que esos recursos no son utilizados para políticas públicas o programas en favor de una menstruación digna para algún sector de la sociedad en situación de mayor vulnerabilidad; sino reconocer que la propia política pública debe contemplar la generación y utilización de datos en la materia de interés.

Hoy se sigue avanzando en mucha vertientes en materia de políticas para garantizar una menstruación digna a todas las personas en México, gracias a que se ha ganado un espacio en la agenda pública en la que se sigue trabajando desde la sociedad civil, el gobierno y las empresas, con el apoyo de organizaciones internacionales.

Comparte esta experiencia

Descubre más experiencias de nuestras colaboradoras